El bolsillo de las familias españolas es el que más sufre de toda la Unión Europea a la hora de afrontar el coste de electricidad. Nuestro país ocupa el octavo lugar de países con mayores precios de electricidad según Eurostat. Para que logres que bajemos puestos con el consumo en tu hogar, a continuación te damos tips para hacer uso óptimo del servicio, en concreto, en lo que a aire acondicionado se refiere, ¡puedes ahorrarte hasta 150 euros en tu factura durante el verano!

El precio medio del kWh en España es de 0.097 euros y por cada hora de consumo del aire acondicionado, gastamos aproximadamente 0.19 euros. En el mejor de los casos, si trabajas 8 horas al día y solo estás en casa durante la tarde y noche, te estás gastando aproximadamente 1,94 euros cada jornada, es decir, unos 58,20 euros mensuales solo por el consumo de un aire acondicionado, sin contar el resto de los aparatos que tienes en casa...

Anteriormente te dimos consejos sobre cómo ahorrar en tus facturas de luz y agua y ahora, queremos ir un paso más allá ayudándote a usar correctamente tu aire acondicionado, ¡para adelgazar todavía más tu factura!:

1.- Instala un termostato inteligente

Los termostatos inteligentes son sumamente prácticos a la hora de ahorrar dinero ya que enfría o calienta espacios solo lo necesario. Se puede controlar a través de un móvil, tableta u otro dispositivo conectado a internet y también los puedes incorporar a los sistemas de automatización del hogar.

Existe una gran variedad en el mercado y, dependiendo del que escojas, podrás tener la oportunidad de instalarlo tú mismo o acudir a algún técnico. Los costes suelen oscilar entre los 30 y 200 euros, pero piénsalo, a final de año lo considerarás una gran inversión, ya que los aires acondicionados pueden costar entre 300 y 600 euros. Puedes adquirirlos en sitios como Amazon o Netatmo Pro, o echar un vistazo en la web de la marca que más te convenga.

2.- Limpia el filtro del aire acondicionado

A veces, no es suficiente instalar un termostato programable y usar aparatos de bajo consumo. Si no cuidas adecuadamente tu electrodoméstico, no reducirás los costes de luz.

Los filtros sucios de aire acondicionado pueden bloquear el flujo de aire, lo que hace que tarde más en enfriar, y por tanto, hagamos más uso, lo que conlleva a un mayor gasto. Para ello te recomendamos:

  • Limpiar el aparato internamente. Debes hacerlo cada dos meses como mínimo, así conseguirás que el electrodoméstico trabaje a una velocidad más constante, lo que permite un ahorro de energía considerable.
  • Reemplazar sus filtros una vez al mes puede ayudarte a reducir su consumo de energía entre un 5 y un 15%.
  • Las bobinas del evaporador y del condensador también deben estar libres de escombros y suciedad para ayudar a funcionar tu aire acondicionado al máximo nivel de eficiencia.

3.- Ajusta la temperatura recomendada

Cada grado de enfriamiento puede aumentar el consumo de energía hasta en un 10%. Por tanto, al usar tu aire acondicionado de manera adecuada, puedes ahorrar una cantidad significativa de dinero. La temperatura correcta se encuentra entre los 23 y 25 grado, y ten en cuenta que cada grado que se le baje al termostato supone un 7% más en gasto de energía, así lo apuntó Rafael González, ingeniero industrial colegiado para El Heraldo.

4.- Usa más el ventilador

Como ya te apuntamos anteriormente, un aparato de aire acondicionado funcionando durante 10 horas diarias puede suponer un coste de alrededor de 60 euros mensuales. En cambio, el consumo del ventilador, durante las mismas horas, se traduce en tan solo 13 euros mensuales.

Nuestra recomendación es utilizar ambos aparatos alternamente, ya que los ventiladores no enfrían pero sí logran conservar la temperatura, y una vez que el aire acondicionado llegue al clima adecuado, puedes apagarlo y encender el ventilador. Además, es importante que elijas bien el ventilador que te conviene según el tamaño de la habitación.

5.- Solo enciéndelo cuando estés en casa

Aunque te parezca obvio, es una de las razones principales por las que el consumo de energía eléctrica se dispara. Antes de salir de tu hogar asegúrate que esté apagado y mantén las puertas y ventanas cerradas además de cubrir las últimas con persianas ​​​​​​​ya que la oscuridad permite que se conserve la temperatura.

6.- Consejos para mantener fresca tu casa

Ahora que ya sabes cómo ahorrar con el uso de tu aire acondicionado, te damos unos consejos más caseros y al margen de la electricidad para proteger tu hogar del calor:

- Mantén las ventanas y persianas cerradas durante el día

- Utiliza persianas térmicas u opacas y cortinas oscuras

- Aprovecha la baja de temperatura nocturna y abre las ventanas para refrescar tu casa

- Mantén las luces apagadas

- Evita crear vapores dentro de casa

Por muy complicado que pueda parecer, el uso eficiente y adecuado del aire acondicionado puede, a final de mes, marcar una diferencia representativa en tu factura de luz. ¿Qué otros trucos utilizas tú para reducir el consumo de energía eléctrica en tu hogar? Cuéntanoslo en hola@dia31.com