Los amigos peludos y orejones que conocemos como conejos se han ido apoderando de los hogares y corazones de muchos. No eran mascotas usuales hasta hace poco, que los humanos los hemos ido domesticando y dándoles amor.

Mantenerlos no es fácil, ya que al no ser mascotas usuales sus accesorios y alimentos y control de su salud, no son servicios baratos. Pero, tranquilo que se puede mantener y dar amor al mismo tiempo. Solo debes seguir algunos trucos para ahorrar.

1. Variar la dieta

Puedes darle además de heno, que es fundamental para su buen funcionamiento gástrico, hay que incluirle pienso específico para conejos y todos los alimentos básicos que tu veterinario aconseje. Entre ellos están las frutas y verduras.

Hacer un huerto en casa es recomendable. Así podrás sacar algunos alimentos de tu jardín trasero y ahorrarte una buena parte de dinero.

Entre las verduras y frutas que puedes cultivar se recomienda que coman están las acelgas, el cilantro, alcachofas, col, hojas de rábano, alfalfa fresca, judías verdes, pimiento, diente de león, mandarinas, repollo verde y morado, berros, manzana, brócoli, melocotón, rúcula, tomate, espinacas, pepino y zanahorias y sus hojas.

2. Consultar las cantidades de comida que necesita

Es una forma de racionar su alimentación y una gran medida de ahorro a medio y largo plazo. Pero, primero debes preguntar a su veterinario las cantidades adecuadas de comida que necesita y proporcionárselo.

3. Proporcionar juguetes naturales

No compres juguetes industriales para conejos. Hazles juguetes con objetos naturales como trozos de madera o llenar una caja con arena en la que pueda escarbar.

4. Hacer una estructura especial para el conejo

Si eres un fanático de las manualidades puedes restaurar una jaula antigua o ponerle un cerco especial para él. También puedes hacer estructuras para el interior, como subes y bajas o algún techo que garantice su resguardo.

5. Prevenir enfermedades

Piensa que si tu conejo no se enferma entonces no tendrás que ir al veterinario. La mayoría de las enfermedades o malestares que pueden padecer los conejos son prevenibles.

Ofrece un ambiente adecuado y limpio al animal, con comida suficiente y de calidad y monitoreo constante de sus actividades. Deja que corra en un lugar seguro para él.

Aunque, siempre se recomienda llevarlo al veterinario de animales exóticos al menos dos veces al año para desparasitar y vacunar.

Así como se necesita un control de peso del animal, que palpen su barriga, controlen su temperatura, revisen sus orejas, ojos, boca y dientes y lo ausculten para asegurarse de que todo está bien.

6. Adoptar y no comprar

Los conejos pueden ser muy costosos en el mercado, así que adoptando puedes ahorrarte bastante dinero del bolsillo. Lo único que tienes que hacer es buscar en un albergue o cualquier lugar en tu ciudad donde donen mascotas.

Al adoptar le estás dando una nueva oportunidad a animalitos que pudieron sufrir maltratos, abandono o no pasar por un lugar adecuado para su bienestar.