Seguro que si tienes Instagram, has visto a muchos usuarios promocionar productos y servicios para empresas. Quizás hayas pensado que esto está limitado a influencers con una gran cantidad de seguidores pero la buena notícia es que no: ¡Tú también puedes ganar dinero con esta actividad inscribiéndote en un programa de afiliados!

Veámos qué es esto del marketing de afiliados, cuál es su funcionamiento y cómo puede ayudarte a mejorar tu situación financiera.

Marketing de afiliados: qué es

El marketing de afiliados consiste en que una empresa o productor que quiere sumar tráfico a su web, paga a unos usuarios para que lo promocionen en redes sociales, blog, e-mail marketing o web. Para ello, ya en 1996 se crearon los primeros programas de afiliados de la mano de Amazon.

Los beneficios para el afiliado, que eres tú en este caso, se basan en una comisión por cada visita que vaya de tu blog o perfil al sitio del productor.

Por norma general, los productores pueden proporcionarte materiales gráficos como banners y materiales promocionales o códigos descuento para que puedas hacer la promoción.

Además, te darán un enlace que redirija a su web o perfil que “rastrearán” y servirá para calcular el tráfico que derivas de tus acciones a su sitio.

La promoción se puede llevar a cabo de una manera más para principiantes desde tus perfiles en redes sociales o blog, pero también puedes considerar la opción de crear una blog específico o incluso de hacer publicidad pagada mediante Google Ads, lo cual te permitirá llegar a más gente. Pero empecemos poquito a poco, así se construye mejor:

Cómo inscribirse en un programa de afiliados

Lo primero que debes hacer es conocer bien a tu público para promocionar aquellos contenidos que sepas que le van a interesar y así generar el máximo de visitas y, por tanto, comisiones.

¿Eres un apasionado/a de la cocina y tienes un perfil en Instagram o un blog donde publicas tus fotos y recetas? Buscar productores relacionados que vendan, por ejemplo cursos de repostería online, ¡seguro que les interesa llegar a tu público!

Cuando sepas qué quieres vender y cómo o a quién lo quieres vender, será el momento de registrarte en el programa de marketing de afiliados que más te convenga. Podrás darte de alta de forma sencilla registrándote con tu e-mail y otras informaciones básicas.

Tipos de programas de afiliación

En Internet ya existen listados de programas de afiliados en los que puedes inscribirte de manera gratuita para buscar ahí los productores que más se adapten a lo que necesitas e, incluso, comparar las comisiones que ofrecen.

Programa de afiliados: ¿Generalista o específico?

La mayoría de estas opciones son generalistas, es decir, que lo mismo encontrarás productos para promocionar productos relacionados con belleza que con cocina o tecnología. Es el caso de eBay Partner Network, Amazon Associates o de ShareASale, entre otros.

Pero además, también existen herramientas más específicas como Ninja Outreach que sirve para crear campañas de marketing con influencers. Se trata de un buscador para que las marcas encuentren a personas con muchos seguidores en redes, los llamados influencers, con el fin de que les ayuden a promocionar sus productos. Es una herramienta muy útil y que puedes ofrecer a tu público mediante su programa de afiliados.

En la misma línea, encontramos el programa de afiliados de Hubspot, un software de CRM o de gestión de las relaciones con los clientes que puedes promocionar a través de sus paquetes de pago.

Cómo y cuándo recibirás el pago

Otro de los factores que te puede ayudar a escoger tu programa de afiliados son los mínimos de pago para poder cobrar tu comisión.

Mientras que ThirstyAffiliates, por ejemplo, no establece ningún mínimo, otras como Sovrn Commerce, Amazon Associates o el propio Hostinger sí piden que hayas generado un mínimo de saldo, que va desde los 10 a los 100 euros, dependiendo de si el pago se realiza por transferencia directa o por cheque, antes de que puedas cobrar tus beneficios.

En segundo lugar, también es importante aclarar la manera en que los productores medirán tu actividad para poder calcular las comisiones:

Algunas plataformas como Hotmart Afiliados proporcionan enlaces automatizados para que el usuario los comparta en sus acciones de promoción, de manera que cada vez que un visitante migre de tu web a la suya, cobrarás la comisión correspondiente de forma automática.

Clickbank también permite crear enlaces de afiliados de forma rapidísima, incluso antes de registrarte en su plataforma, de manera que puedes comenzar la promoción desde ya. Pero ¡ojo!, para poder cobrar sí tendrás que registrarte.

Además, ten en cuenta que la demora en el pago dependerá también, a parte del mínimo de pago establecido como hemos visto antes, de la modalidad de cobro: transferencia directa, cheque, etc.


Ahora que ya sabes cómo funciona, ¿te atreves a generar ingresos desde casa de esta manera tan cómoda? ¡Lánzate y seguro que tu economía personal te lo agradece!