El mundo laboral está cambiando. No solo el teletrabajo fuertemente empujado por el coronavirus, los perfiles también están mutando. Atrás va quedando la exclusividad de trabajar para una sola compañía. Los perfiles freelance, aquellos profesionales por cuenta propia que eligen los proyectos en los que trabajar y se organizan de manera independiente ascenderán este año a 80 millones según un estudio realizado por Deloitte University, ¿serás uno de ellos?

Si ya trabajas por cuenta ajena o es una opción que te estás planteando porque esta condición se adapta a tu perfil (diseño, programación, escritor, traductor, etc.), a continuación te damos las principales plataformas en las que debes estar y las claves para que destaques ante tus potenciales clientes:

Fiver

En esta plataforma tendrás la oportunidad de generar ingresos a partir de los 4 euros, dependiendo de la tarifa que asignes para cada uno de tus servicios.

Un diferencial de Fiver con el resto de las plataformas es que no es necesario tener conocimientos de programación o tecnología para ofertar tus servicios profesionales, ya que sea cual sea tu habilidad te da la opción de ofrecer un servicio asociado a ese talento y rentabilizar tu tiempo.

Por supuesto, ya existen categorías predeterminadas como programación, tecnología, marketing digital, diseño gráfico, publicidad, animación, música y estilo de vida, pero eso no limita que puedas ofrecer un servicio único como tú.

Adicionalmente, cuentan con un apartado para impulsar, optimizar proyectos y equipos de trabajo, llamado Fiverr Business. Es gratuito durante el primer año de uso. A partir de entonces, habrá un cargo anual de 126 euros si quieres continuar usando el servicio.

Freelancer

Es una de las pioneras dentro del mundo freelance por su larga trayectoria. Freelancer tiene dos modalidades de trabajo:

  • Por un lado, los clientes postean un proyecto al cual los freelancers responden con una propuesta. El cliente evalúa el perfil y decide con cuál freelancer trabajar.
  • Su otra modalidad es la denominada ‘concursos’. El cliente pide que los freelancers realicen el trabajo, y elige un ‘ganador’ al cual pagarle.

A los empleadores se les cobra el 3% del valor del proyecto, ya sea precio fijo o por hora, mientras que a los freelancers se les descuenta el 10% del valor total del proyecto (¡o concurso!), ya sea fijo o por hora.

También existe la posibilidad de comprar una membresía que da ciertas ventajas sobre la cuenta gratuita.

Flexjobs

Se trata de uno de los mayores portales de empleo para freelancers. A través de esta web puedes acceder a más de 50 categorías profesionales diferentes que abarcan desde oportunidades para personas con poca experiencia a oportunidades para altos cargos.

Un plus y punto a favor para FlexJobs es que analiza exhaustivamente cada una de las ofertas manualmente; una vez filtradas y verificadas, son anunciadas en la plataforma. Esto, con la finalidad de evitar estafas u ofertas de empleo que luego no son lo que realmente mencionan.

Pese a que tendrás que abonar una cuota de 14,95$ al mes o 49,95$ al año, tu acceso a diversas herramientas como alertas vía email y portafolios personalizados será ilimitado.

Upwork

Es actualmente la plataforma freelance más grande del mercado. Con más de 4 millones de clientes, ofrece una extensa variedad de proyectos, precios, y experiencias. El freelancer tiene la posibilidad de aplicar a trabajos de corto y largo plazo, trabajar por hora o por proyecto completo.

La dinámica es la siguiente: el cliente postea el proyecto, y los freelancers son libres de aplicar con una propuesta y un presupuesto. No tiene modalidad de concursos, y está expresamente prohibido pedir trabajo gratis.

Cobra comisiones a freelancers de forma escalonada, dependiendo del monto ganado (no total):

  • 20% de los primeros U$D500
  • 10% en el rango de U$D500.1 hasta U$D10000
  • 5% una vez pasados los U$D10000.1

También ofrecen membresías con beneficios como más connects mensuales, o la posibilidad de trabajar como agencia a través de la plataforma.

Workana

Se describe a sí misma como la plataforma líder en América Latina en la que los proyectos y ofertas están segmentados según el perfil del freelancer.

Enfocada en el mercado hispanohablante (en el cual hay cabida para España), funciona mediante comisiones y exige a los clientes publicar ofertas con tarifa fija en diversas monedas.

Consejo: si estás iniciándote en el mundo freelance y no tienes claro cuánto cobrar por tu trabajo, te puedes hacer una idea utilizando la CalculadoraFreela hecha por freelancers en Workana.

Malt

Es de origen francés, y busca conectar profesionales freelancers principalmente en España y Francia. Sin embargo, también se puede ingresar desde Latinoamérica. Nace para motivar (de forma gratuita) a los trabajadores autónomos a inscribirse y esperar que las empresas les contacten.

El método con el que trabaja Malt es completamente distinto al de otras páginas de trabajo freelance, como, por ejemplo, Upwork; en las que las empresas publican proyectos y es el trabajador freelance quien debe enviar su propuesta y hacerla destacar, entre las otras, para obtener el trabajo. Malt, funciona al revés: como trabajador autónomo Freelance, deberás crear un perfil profesional, el cual será enviado a los posibles clientes (empresas), para que vean los perfiles de los candidatos ideales para su proyecto y hagan ellos las propuestas a los Freelancers.

Malt cobra una comisión entre el 5 y el 10% (sin IVA) dependiendo de la duración de la relación del Freelance con su cliente: el 10% durante los 3 primeros meses y el 5% a partir de entonces. También , debemos tener en cuenta la comisión adicional que Malt aplica al cliente, que puede llegar a ser de hasta el 7%.

Consejo: si requieres algún tipo de asesoría para hacerte autónomo, en Finutive o Infoautonomos.com resolverán todas tus dudas relacionadas con el trabajo por cuenta propia.

Y ahora que ya conoces las mejores plataformas para freelancers, elige la/s que más te conviene y, ¡lánzate a los proyectos que más te interesen!