Cuando terminó sus estudios de Marketing y tras descartar las opciones de prácticas de su universidad, Alberto se decidió a buscar su primera experiencia laboral por su propia cuenta.

¿Cuál es la mejor empresa para hacerlas? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Dónde puedo buscar ofertas? ¿Cómo hago mi currículum? ¿Debo incluir carta de motivación? ¿Cómo actúo si me llaman para una entrevista? A continuación nos cuenta cómo resolvió esas dudas y consiguió las prácticas que quería:

“Desde que terminé la carrera, no paraba de pensar dónde iba a realizar las prácticas de empresa que me ayudaran a terminar mi periodo formativo. Lo primero que hice fue informarme.

Indagando en internet descubrí que un contrato de prácticas se realiza, como muy tarde, 5 años después de terminar la carrera —o siete años en el caso de personas con discapacidad—, aunque siendo menor de 30 años no se tiene en cuenta la fecha de terminación de los estudios. En este caso, las prácticas duran entre seis meses y dos años. Una vez supe esto, me enfoqué a buscar empresas que pudieran ofrecerme la posibilidad de realizar prácticas con las que iniciar mi carrera profesional y con opción a un posterior contrato.

Lo primero, hacer un currículum

Un buen currículum es clave para llamar la atención de los reclutadores. Cuando hice el mío, tenía claro que tenía que ser breve y claro, fácil de leer y resaltar a simple vista mis cualidades. Soy meticuloso, proactivo y sé trabajar en equipo, algo que destaqué y que me ayudó durante el proceso.

Después de escribir mis datos personales y la forma de contacto (muy a la vista, eso es importante), describí mis cualidades, que esperaba poner en práctica mis conocimientos durante el periodo de prácticas en la empresa, mi formación (graduado en Marketing y con B1 de inglés), conocimientos diversos, como programas informáticos y herramientas digitales, además de carné de conducir y disponibilidad geográfica. ¡Todo es poco para que se fijen en ti!

Una carta de motivación es un plus

Un buen currículum ayuda a encontrar prácticas de empresa si va acompañado de una carta de motivación. Así es como hice yo la mía:

Lo primero que hice fue escribir mis datos de contacto (nombre, teléfono, email) y los datos del destinatario (si sabes a quién dirigirte dentro de la empresa que te interesa, es un buen primer paso, merece la pena dedicar tiempo a ello), aunque con dirigirse al responsable de recursos humanos, puede valer.

Después de empezar con un saludo, y contando qué estudios he cursado, describí brevemente mi trayectoria formativa en unas cuantas líneas y las ganas que tenía de empezar unas prácticas de empresa. Importante: hay que cuidar el vocabulario y la ortografía, de ello dependerá que te llamen o no.

¿Dónde buscar prácticas de empresa?

Cuando me propuse buscar prácticas en empresa no sabía por dónde empezar. Después de mucho investigar, y de hablar con mi compañero Luis, que terminó Ingeniería Industrial el año pasado y ya había realizado prácticas, tuve más claro por dónde encaminarme.

LinkedIn es un buen primer paso

Lo primero que hice fue darme de alta en LinkedIn, la red social profesional por excelencia. Es muy fácil crearse una cuenta, aunque para que sea útil tuve que rellenar bien mi perfil.

En el extracto puse una pequeña descripción de mi formación y lo que buscaba en las prácticas de empresa, con mis motivaciones y capacidades.

Luego rellené mi formación, mis aptitudes y pedí a algunos de mis contactos que las validaran (algo que da un plus, ya que confirma que sabes hacer lo que expones).

También puse todos los cursos que he hecho, como ese de marketing gastronómico que hice online, además de mis idiomas y mis intereses.

Además, pedí recomendaciones a profesores de la carrera, para que mis posibles reclutadores conocieran mis puntos fuertes.

En LinkedIn también pude buscar ofertas de prácticas en empresas relacionadas con mi sector, y configuré alertas para que me llegaran emails al correo electrónico con las ofertas que más me interesaban. Tu perfil, si lo cuidas bien, puede ser encontrado por reclutadores que busquen a personas para realizar prácticas.

Infojobs me fue de ayuda

Después me hice un perfil en Infojobs, que tiene una gran oferta de prácticas en empresa y se pueden buscar seleccionando una serie de filtros indicando preferencias en su buscador.

A Infojobs le dediqué bastante tiempo, ya que estuve utilizando sus filtros para seleccionar las empresas en las que quería hacer prácticas. En la zona de Madrid, en agencias de marketing de más de 20 empleados y durante seis meses, fue lo que seleccioné.

Gracias a ser constante en la búsqueda (y no desesperarme a los pocos días) me llamó una empresa para hacer prácticas en una agencia de marketing, donde estuve unos meses y pude poner en práctica mis conocimientos.

¿Cómo superé la entrevista?

Cuando me llamaron para la entrevista estaba muy nervioso y cometí varios errores.

Lo primero que hay que hacer es informarse sobre la empresa. Un reclutador siempre agradecerá que conozcas detalles de la compañía, como sus valores y su forma de trabajar dentro del sector al que pertenece.

La agencia de marketing en la que hice las prácticas estaba especializada en campañas para empresas de alimentación, por lo que me empapé de los trabajos que habían hecho y llevé varias ideas que podía haber aportado si hubiera trabajado en esas campañas. ¡Esa iniciativa les encantó! Creo que ahí me gané la oportunidad.

En la entrevista me hicieron una de las preguntas clásicas de estos procesos: ¿Por qué elegiste esta carrera? Entonces les conté que desde pequeño me había fascinado la publicidad y que siempre había ideado, en mi casa, campañas imaginarias, algo que creo que les gustó por la cara que pusieron.

En definitiva, antes de encontrar las prácticas en empresa tuve que prepararme un buen currículum y cuidar mi imagen en varias redes sociales especializadas en empleo, algo que es muy importante: mi reputación digital me abrió las puertas”.