Una de las mayores revoluciones que ha traído Internet ha sido los trabajos online. Puedes generar ingresos extra o incluso trabajar a tiempo completo desde la comodidad de tu casa o desde un espacio de coworking.

En este artículo te ofrecemos 10 métodos para ganar dinero por internet por diferentes vías: con una página web, con las redes sociales ¡o incluso utilizando tus mejores habilidades tanto manuales como intelectuales!

Métodos para ganar dinero con una página web

Crea un blog

¿Sabías que el Huffington Post comenzó como un blog? Muchas personas utilizan los blogs como espacios personales en Internet, pero puedes monetizar las entradas de tus blog y crear un flujo de dinero.

Sin embargo, has de tener en cuenta que no ganarás dinero inmediatamente con tu blog y que se trata de una carrera a largo plazo.

Lo primero que tendrás que hacer será captar la mayor cantidad de tráfico posible (visitas al blog) y una vez tengas un número decente de seguidores, podrás monetizarlo añadiendo publicidad o vendiendo tanto productos de afiliados como tus propios cursos por ejemplo.

Pero, ¿cómo tener un blog popular?

  • Haz un estudio de mercado para valorar cuáles son los temas más populares en Internet relacionados con la materia sobre la que vayas a escribir
  • Crea un blog en páginas populares como Wordpress o Drupal
  • Aprende a redactar contenido con perspectiva SEO para que tu blog aparezca en los resultados de Google u otros motores de búsqueda. Si además puedes relacionarte con otros bloggers populares o influencers de las temáticas que tocas en tu blog, ¡mejor que mejor!

Crea un sitio web de afiliados

¿Ya tienes un blog?

Este negocio se basa en recomendar productos y cobrar una comisión por cada internauta que compre dicho producto a través del enlace que añadiste en tu página web. Una vez hayas publicado tu listado de opiniones, generarás ingresos de manera automática.

De nuevo, es importante realizar un estudio de mercado y recomendar productos que sepas que se venden. Para mejorar tus posibilidades, únete a un programa de afiliados que se ajuste al tipo de productos que promocionas. Por ejemplo, si tu sitio web trata sobre tecnología, puedes afiliarte a Hostinger, o si trata sobre productos para el hogar, prueba con ShareASale.

Además de poder seguir el impacto de tus campañas, estos programas de afiliados también te ofrecen materiales de marketing para aumentar tus ventas.

Crea un sitio web de comercio online

Más conocido como eCommerce.

Se trata simplemente de abrir una tienda con productos a la venta, pero de manera online. Como con las tiendas físicas, puedes especializarte en un tipo de producto para un nicho de mercado concreto.

También puedes comprar productos más baratos en el extranjero, venderlos en tu página web y quedarte con la diferencia.

Muchas páginas de eCommerce se centran en revender productos comprados al por mayor a través de páginas como Aliexpress, o se especializan en el dropshipping, una forma de intermediar entre el consumidor y el proveedor.

Además, abrir tu propia tienda online es muy fácil: la puedes crear a través de plataformas más generales como Wordpress o de plataformas más específicas como WooCommerce o Shopify.

Métodos para ganar dinero con tus habilidades

Hazte freelance

Existen dos maneras de pasarse al mundo freelance por internet: llevar tu trabajo al mundo online o buscar trabajo en el mundo online.

Si sabes idiomas, tienes conocimientos administrativos, sabes redactar, tienes buen conocimiento de las redes sociales o incluso si tienes una voz bonita para locutar, existen cientos de trabajos que puedes realizar en plataformas de trabajo online como Upwork, Workana, Freelancer o Malt.

Has de tener paciencia y constancia, siempre siendo consciente de que primero realizarás trabajos más generales y peor pagados hasta que tu perfil como freelance vaya adquiriendo confianza, volumen de ingresos y especialización.

Si por otro lado, ya tienes una profesión que puedes realizar de manera telemática -músico, psicólogo, asesor, etc.-, ahora es un buen momento para crear tu propio negocio en línea. Crea una página web y promocionate por redes sociales, así podrás publicitar tu negocio y conseguir una cartera de clientes gracias a los comentarios y recomendaciones que se postean en tu página web o en tus redes sociales.

Luego puedes utilizar plataformas como Skype o Zoom para dar tus clases, sesiones o asesoría. Una manera sencilla de darse a conocer es ofertar una primera sesión de manera gratuita y online.

Crea un curso online

Ya no es necesario depender de una academia ni para enseñar ni para aprender. Internet está lleno de miles de cursos online de gran calidad, así que ¿por qué no crear el tuyo propio?

Además, puedes adaptar tus cursos a tus conocimientos tecnológicos: desde cursos en PDF hasta cursos en vídeo con foros de discusión semanal.

Puedes vender tus cursos desde tu propia página web o redes sociales, o integrar tu curso en plataformas de enseñanza como Udemy, Tutellus o ClassOnlive.

Hay dos maneras de crear un curso de éxito: transmitir tus conocimientos como profesional o experto en un tema concreto; o descubrir qué temas interesan al público pero todavía no hay formación específica al respecto. En ambos casos, tendrás que promocionar tu curso a través de las redes sociales, las plataformas de enseñanza o el boca a boca.

Una vez que consigas alumnado o tu curso se vuelva popular, recibirás un flujo constante de ingresos automáticos.

Vende fotos o vídeos online

Las fotos y vídeos de stock son fundamentales para Internet: se usan en artículos, blogs, redes sociales y mucho más.

Si eres fotógrafo, en plataformas con una gran base de usuarios como Shutterstock o iStockPhoto puedes subir tus imágenes o vídeos y cobrar una comisión por cada usuario que compra los derechos de una de tus fotos.

Si te gusta grabar vídeos, te recomendamos plataformas como VideoHive, VideoBlocks o Dissolve.

Lo más importante es que nunca dejes de subir material y que crees un portafolio lo más especializado posible.

También puedes promocionarte a través de redes sociales y crear tu propia cartera de clientes para no tener que depender de plataformas donde vender tu material.

Vende tu arte

Si te gusta crear ropa, accesorios y joyería a mano, trabajas con cerámica o vidrio, creas productos fabricados con materiales reciclados y un largo etcétera más, ahora puedes vender tu arte de manera online.

Existen varias maneras de generar dinero con tus capacidades artísticas: por un lado puedes crear un perfil en redes sociales con un buen portafolio y poner a la venta tus productos; también puedes crear tu propia página de eCommerce.

En ambos casos, es necesaria mucha paciencia y dedicación para publicitar tu página y hacer que tu marca se conozca.

La opción más sencilla es vender tu artesanía a través de plataformas como Etsy, Amazon Handmade o incluso Wallapop, porque puedes comenzar sin tener ningún tipo de presencia online previa y las plataformas ya cuentan con un gran volumen de compradores.

En cualquier caso, te recomendamos que realices un estudio de mercado y adaptes tu artesanía a los productos que están de moda para asegurarte mayor público, ventas y popularidad.

Métodos para ganar dinero con las redes sociales

Crea un canal de YouTube

Aunque te parezca mentira, YouTube es uno de los motores de búsqueda más usados de la red. En la era del entretenimiento, es más interesante ver un vídeo explicativo que leer un blog con instrucciones.

Crear un canal de YouTube es igual que crear una página web, pero en este caso el contenido se transmite a través de vídeos que puedes monetizar. ¿Cómo? YouTube cuenta con un sistema de publicidad propio que genera dinero según el número de visitas a tu vídeo, dependiendo además de si los internautas hacen clic en el anuncio o si el vídeo y la publicidad están relacionadas de manera específica.

Si consigues tener un canal de YouTube con suficientes suscriptores, también puedes contactar con empresas para anunciar sus productos a través de tus vídeos.

Lo más importante de generar contenido para esta plataforma de vídeo es realizar un estudio de mercado para comprobar cuáles son los vídeos, las temáticas y la estética más popular.

Recuerda que la paciencia, la constancia, la reinvención según las modas y el análisis correcto de las estadísticas de YouTube son los pilares básicos para crear un canal que te genere ingresos a largo plazo.

Crea una cuenta de Instagram

La clave de Instagram son los seguidores, cuantos más seguidores más dinero. Pero a diferencia de YouTube, Instagram no tiene un servicio de publicidad incluído, por lo que serán las compañías las que contactarán contigo para que publicites sus servicios o productos una vez tengas un número de seguidores lo suficientemente atractivo.

Pero además, los seguidores son importantes porque el precio que te pagarán por cada publicación dependerá del número de ellos: desde cincuenta euros a varios miles de euros por publicación.

Al igual que con otras plataformas de redes sociales, lo importante de Instagram es la constancia, estar a la moda y generar contenido relativamente especializado.

Generar una audiencia importante te costará tiempo y trabajo, pero es un trabajo sencillo ¡que paga con creces!

Hazte Community Manager

Si te gustan las redes sociales pero no te ves como influencer, siempre puedes dedicarte a administrar las cuentas de otras personas, marcas o negocios.

La diferencia entre administrar las redes sociales de manera amateur y de manera profesional son las herramientas de gestión y análisis como Google Analytics, HootSuite o SocialFlow. Ellas se convertirán en tus mejores aliadas para posicionar las redes de tus clientes en lo más alto. A mayores de analizar el impacto de tu contenido y generar analíticas interesantes para mejorarlo, estas herramientas te facilitan el trabajo a la hora de programar las publicaciones o compartirlas.

Además, en la actualidad existen decenas de cursos para sacarle el mayor provecho a las redes sociales más populares y conocer todas las opciones que puedes utilizar para mejorar el impacto de los post que publicas para tus clientes.

Y quién sabe, ¡de tanto aprender puede que termines creando tu propio perfil y haciéndote influencer!